DANCINHA

quinta-feira, 25 de setembro de 2008

Europa y EEUU temen a Rusia.


En Europa y EEUU ha resurgido el temor ante Rusia, escribe el diario ruso Vedomosti en su editorial de hoy. Las encuestas reflejan que estos recelos se han disparado a raíz de la guerra ruso-georgiana. El pulso entre Rusia y Occidente reanima en la sociedad las ideas del período de la Guerra Fría. Tal antagonismo genera preocupación y miedo en países occidentales y cierto sentimiento de satisfacción en Rusia: para la mayoría de los rusos, la Guerra Fría nunca ha terminado y su país no hace sino recuperar ahora las posiciones perdidas.

Previamente al conflicto suroseta de agosto pasado, apenas el 4% de los entrevistados en Alemania, España, Francia, Gran Bretaña e Italia indicaban a Rusia como mayor amenaza a la estabilidad global, según se desprende de una encuesta realizada por Harris Interactive por encargo del diario Financial Times. Este mes, Rusia ocupa el tercer renglón en la lista de amenazas globales (17%), por delante de Irán (14%) y detrás de EEUU (26%) y China (21%).

Una medición similar realizada en EEUU demuestra que las menciones de Rusia como amenaza número uno pasaron del 2% en agosto pasado al 13% en el presente mes.

Sin embargo, los europeos se muestran mayoritariamente renuentes al posible incremento de los gastos militares. Tampoco les entusiasma la perspectiva de enviar tropas de la OTAN para defender a los países del Báltico, en el supuesto de que sufrieran una agresión por parte de Rusia. Los estadounidenses son más proclives a aceptar ambas posibilidades.

La actitud de los rusos con respecto a Occidente - en primer término, hacia EEUU y la OTAN - también ha empeorado, según las encuestas realizadas por el Centro VTsIOM. Dos tercios de los entrevistados en este septiembre, frente al 29% en junio pasado, ven con malos ojos a EEUU. La OTAN cae mal al 63% de los rusos.

Este resultado refleja la visión del papel que EEUU ha desempeñado en el conflicto en el Cáucaso: la opinión generalizada en Rusia es que precisamente Washington ha instigado a Georgia a romper las hostilidades.

Paralelamente, las encuestas en Rusia demuestran el creciente nivel de apoyo al Gobierno y un mayor grado de confianza en el poderío del Ejército nacional.

El 56% de los rusos, de acuerdo con un reciente sondeo de la fundación FOM, mantiene la convicción de que la Guerra Fría sigue en marcha. Y entre la gente familiarizada con este término se observa una distribución asombrosamente uniforme de las respuestas acerca de las fechas en que aquélla se inició: desde las referencias a la Primera Guerra Mundial hasta las menciones de la investidura presidencial de Vladímir Putin,

Por Guerra Fría, los rusos entienden básicamente la tensión global y el continuo pulso con EEUU. En su mayoría, creen que es perjudicial para la economía pero ineludible.

Nenhum comentário:

Postar um comentário