DANCINHA

quarta-feira, 28 de outubro de 2009

No tomarás el dinero de tus fieles


Un tribunal en París condenó a la Cienciología a pagar más de medio millón de euros. También condenó a varios de sus responsables. Los acusaron de ganar fieles con la vista puesta en sus fondos.

Por John Lichfield *

Desde París

La iglesia de la Cienciología fue llamada “un fraude organizado” por una Corte francesa ayer y multada con 600.000 euros, por aprovecharse de los feligreses. Los jueces en la Corte penal de París estuvieron a punto de proscribir a los grupos organizadores del culto. Pero, en un paso insólito, ordenaron que la iglesia pagara avisos con las conclusiones del jurado en los diarios de todo el mundo. La sentencia fue dictada después de tres semanas de audiencias en mayo y junio. Se cree que es la primera vez que la Cienciología ha sido declarada fraudulenta por una Corte en un país democrático.

Los líderes individuales del movimiento cienciológico, incluyendo a su fundador, L. Ron Hubbard, ya habían sido condenados previamente por actividades fraudulentas en Francia y en otros países. Pero el tribunal correccional de París fue más lejos ayer y declaró que las afirmaciones centrales de la Cienciología eran “falaces” y destinadas a “obtener” miembros para que entreguen grandes sumas de dinero.

El movimiento con base en California, con miembros célebres como Tom Cruise y John Travolta, había montado un sofisticado lobby para que las acusaciones no llegaran a juicio, pero un magistrado persistente, Jean-Christophe Hullin, ejerció su prerrogativa de invalidar la decisión del estado de anular los casos planteados. Dos querellantes francesas sostuvieron que, entre 1997 y 1998, el movimiento cienciológico las persuadió de que pagaran el equivalente de 21.000 y 49.000 euros para tratamientos para mejorar su salud mental y física. Esto incluía un “electrómetro” para medir el estado de sus “condiciones espirituales”.

Los dos principales cuerpos cienciológicos en Francia –el Centro de la Celebridad y la Biblioteca Cienciológica– fueron a juicio por “el uso sistemático de tests de personalidad sin valor científico, con el único objetivo de vender servicios y productos”. Ayer, el Centro fue multado en 400.000 euros y la Biblioteca en 200.000. Cuatro líderes franceses de la Iglesia de la Cienciología recibieron multas de hasta 20.000 euros y sentencias de prisión en suspenso. El líder supremo del culto en Francia, Alain Rosenberg, recibió dos años de sentencia en suspenso y una multa de 30.000 euros.

Cuando comenzó el juicio, el 25 de mayo, parecía probable una prohibición. Más tarde surgió que un cambio en la ley francesa había accidentalmente imposibilitado las prohibiciones a organizaciones fraudulentas. La legislación ya fue enmendada, pero no resultaba claro si esto podía aplicarse retrospectivamente al juicio a la Cienciología.

George Fenech, presidente de la organización francesa de control sobre los cultos religiosos, dijo que estaba satisfecho con las sentencias. “Por primera vez, los cuerpos legalmente responsables de Cienciología han sido condenados, no por excesos individuales, sino por el núcleo de las operaciones de la organización”, dijo. La vocera francesa de Cienciología, Agnes Bron, dijo que el veredicto era resultado de una “inquisición de los tiempos modernos” y anunció que apelarían.

Por otro lado, Paul Haggis, el cineasta ganador del Oscar, renunció a la iglesia de la Cienciología en una carta explosiva que condena lo que denominó como “el odio y el racismo” de la organización opuesta al matrimonio gay. Haggis, guionista de Crash, Million Dollar Baby y las dos últimas películas de James Bond denunció como política de “desconexión” de la iglesia, que había alentado a su mujer a vivir separada de sus padres.

Haggis, que ha sido miembro de la iglesia durante 35 años, anunció que no puede permanecer “con la conciencia limpia” en una organización que “tolera golpear a los gay y que ha permitido que su nombre esté relacionado con los peores elementos del derecho cristiano”. Aunque los voceros han negado públicamente que la Cienciología mantenga la política de “desconectar” a los miembros que no cumplen las reglas, Haggis afirmó que los padres de su mujer, la actriz Deborah Rennard, fueron víctimas de esta misma práctica. “A mi mujer se le ordenó desconectarse de sus padres por algo absolutamente trivial que supuestamente hicieron hace 25 años, cuando renunciaron a la iglesia”, escribió. “Le causó a Deborah un dolor terrible. Durante un año y medio no se habló con sus padres y ellos tenían un acceso limitado a sus nietos.”

La pérdida de Haggis será muy sentida por una organización que se apasiona por sus miembros si son celebridades dentro de la comunidad fílmica como Tom Cruise y John Travolta. El alejamiento de Haggis llega en un momento incómodo para la imagen pública de la Cienciología. John Travolta y su mujer, la actriz Kelly Preston, se vieron obligados recientemente a negar informes que los señalaban abandonando la iglesia. El hijo adolescente de la pareja, Jett, murió a comienzos de este año. Su muerte estuvo ligada a un severo autismo que había padecido toda su vida. Sin embargo, los cienciólogos tienen una opinión escéptica de la existencia del autismo.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Nenhum comentário:

Postar um comentário