DANCINHA

segunda-feira, 5 de janeiro de 2015

La canción de los efectos vivificadores del dinero


Obra de Jacek Yerka

Bertolt Brecht

Por baja cosa cuenta el dinero en este mundo
Que resulta empero frío a falta de numerario.
Y puede trocar al pronto en harto hospitalario
Merced al gran poder del material dinerario.
Todo eran ecos de lamento vagabundo
Y ahora resplandece soleado
Lo que antes andaba congelado.
A cada quien, lo que desea.
De rosa el horizonte tintado
Mirad: ¡la chimenea, humea!

Sí, todo ahora se ve harto diferente
Late a pleno ritmo el corazón. Gana altura la mirada.
Abundante es la comida. Holgado el abrigo.
Y el hombre es ahora otro hombre.

¡Ah! Yerran todos
Cuantos creen que nada importa el dinero.
La fertilidad se hace yerma
Cuando el buen flujo se ciega.
Todos van tras algo, que toman do se halle
Mas no todo resultaba tan duro
Que quien no sufre el dentellazo del hambre, bien que se allana.
Todo está ahora desierto de corazón y de amor.
Padre, madre, hermanos: ¡todo es pugnaz!
Mirad: ¡ya no humea la chimenea!

Aire espeso por doquiera, que a nadie para nada contenta.
Todo rebosa odio, todo rebosa envidia.
Nadie quiere ser ya caballo, que todos se pretenden jinete.
Y el mundo es un mundo frío.

Así ocurre con todo lo bueno y grande
Que no tarda en atrofiarse en este mundo.
Pues con estómago vacío y pies
Desnudos nadie está para grandezas.
No se quiere lo bueno, sino dinero
Y todo cobra un porte pusilánime.
No bien tiene el bueno algo de dinero
Tiene lo que precisa para ser bueno
Quien ya preparaba una atrocidad
Observa: ¡la chimenea, humea!

Sí, vuelve a creerse en el género humano
Noble es el hombre, y bueno y todo eso.
Prosperan las buenas intenciones, que andaban flojas.
Se afirma el corazón. Se ensancha la mirada.
Se reconoce lo que es caballo y lo que es jinete.
Y solo así consigue el derecho volver a ser derecho.

NB/ Hanns Eisler puso música a esta canción de su amigo Bertolt Brecht. La mejor versión cantada es la de la gran actriz brechtiana Gisela May –entrañable amiga y compañera sentimental del filósofo marxista disidente Wolfgang Harich—: https://www.youtube.com/watch?v=SFmnMCANTB8

Traducción para www.sinpermiso.info: Antoni Domènech

Sinpermiso electrónico se ofrece semanalmente de forma gratuita. No recibe ningún tipo de subvención
pública ni privada, y su existencia sólo es posible gracias al trabajo voluntario de sus colaboradores y a las
donaciones altruistas de sus lectores

Nenhum comentário:

Postar um comentário