DANCINHA

terça-feira, 25 de setembro de 2012

Un matrimonio de imbéciles: Romney y Netanyahu

 
Los padres, los maestros, los pedófilos y los caníbales todos dicen que aman a los niños. Pero sus motivos no son los mismos.

Uri Avnery · · · ·

Una vez, el presidente Richard Nixon quería nombrar a cierto abogado para la Corte Suprema de los EE.UU. "Pero el hombre es un completo idiota!" Exclamó un senador. "¿Y qué", respondió otro: "Hay un gran número de idiotas en los EE.UU., y que tienen derecho a estar representados en la corte, tanto como cualquier otro sector de la sociedad".

Tal vez los Imbéciles Unidos de América tienen derecho a elegir a Mitt Romney como presidente. Pero por el bien de los EE.UU. y de Israel, espero que eso no suceda.

Hay gente que dice que Israel es el estado 51 de la Unión. Algunos dicen que es el primero de los 51. Sea como sea, nuestras vidas - y tal vez nuestras muertes - dependen en gran medida del hombre en la Casa Blanca.

Así que, con todas mis dudas (y tengo muchas) sobre Barack Obama, tengo grandes esperanzas de que será reelegido.

***

En su último ataque de sabiduría, Romney no sólo reveló que el 47% de los estadounidenses son parásitos, pero también que "los palestinos" quieren destruir a Israel. Según él, el conflicto entre Israel y los palestinos no tiene solución, seguirá para siempre.

Me pregunto de dónde sacó esta última genialidad.

En la Alemania nazi hubo un cierto Herr Doktor Otto Dietrich, un funcionario del Ministerio de Propaganda. Todos los días, reunía a los editores de los periódicos más importantes de Berlín y les decía cuál sería el titular y la nota editorial del día siguiente.

Eso fue antes de la Internet y el fax. Hoy en día, la oficina del Primer Ministro faxea una “página de mensajes" diaria a los ministros de Netanyahu y otros payasos donde les dice qué mensajes deben difundir.

Tengo la firme sospecha de que Romney lee esta página de mensajes justo antes de encontrarse con sus audiencias, compuestas de multimillonarios (o meros millonarios). Después de todo, él no es capaz de inventar estos asombrosos destellos de visión por sí mismo, ¿o sí?

***

"Los palestinos" significa "todos los palestinos". Los nueve millones de ellos en Cisjordania, del Este de Jerusalén, de la Franja de Gaza, de Israel, sin olvidar a los refugiados de todo el mundo.

Bueno, supongo que si por intervención divina, Israel desapareciera del mundo, muy pocos palestinos derramarían una lágrima. Como tampoco muchos israelíes derramarían una lágrima si, de nuevo por intervención divina, todos los palestinos desaparecieran. Serían también pocos los israelíes que se ofrecerían a ayudar a Dios Todopoderoso en esta tarea. Quién sabe, si los amigos evangélicos de Romney oran lo suficiente, su Dios podría tal vez desmaterializar a todos los rusos, chinos, coreanos del norte, iraníes y una variedad de otros “malhechores”.

Por desgracia, esas fantasías pertenecen a los reinos de los sueños y las pesadillas. En el mundo real, los pueblos no desaparecen incluso después de grandes esfuerzos genocidas, ni tampoco pueden los estados que poseen bombas nucleares ser erradicados por sus enemigos extranjeros.

Conozco a muchos palestinos, y ninguno de ellos cree que Israel puede ser aniquilado. Desde que Yasser Arafat decidió a finales de 1973 que debía llegar a un acuerdo con Israel, la gran mayoría de los palestinos quieren un acuerdo que les permita establecer un estado propio en una parte de la Palestina histórica. Esto se conoce como la "solución de dos estados".

El actual gobierno de Israel no quiere esto, porque no están dispuestos a renunciar al 22% de la Palestina histórica, que se convertiría en el Estado de Palestina. Al no tener una alternativa viable, los voceros del gobierno afirman que "este conflicto no tiene solución".

Uno de los padres de este lema es Ehud Barak. Después de la fallida reunión de Campamento David en el año 2000, Barak, entonces Primer Ministro, pronunció la célebre frase "no tenemos ningún socio para la paz". Dado que Barak era la causa principal del fracaso de la reunión, lo apodé el "criminal de la paz ".

Agradecido, Netanyahu recogió el grito de Barak, y ahora la gran mayoría en Israel cree de forma implícita en este mensaje. (Recientemente fui entrevistado por un periodista danés le dije:.. Cuando terminemos, pare el primer taxi y pregúntele al conductor acerca de la paz. Le dirá: "La paz sería maravillosa. Estoy dispuesto a devolver todos los territorios por la paz. Pero desafortunadamente los árabes nunca harán la paz con nosotros”. Una hora después, el periodista me llamó emocionado: "Hice lo que me dijo, y el conductor repitió sus palabras una por una").

"No hay solución" parece significar "todo seguirá como está". Eso es un error. Nada queda como está. Las cosas se mueven todo el tiempo, los asentamientos se extienden, los palestinos se volverán a levantar; el mundo está en constante cambio, el mundo árabes cambia, algún día un presidente estadounidense a pondrá los intereses de los EE.UU. por delante de los de Israel. ¿Dónde estaremos entonces?

***

La esencia del mensaje de Romney es que la solución de dos Estados está muerta. Esto me recuerda la famosa frase de Mark Twain: "El informe de mi muerte fue una exageración".

Ahora está de moda decirlo. Toda una tendencia. Sin embargo, diferentes personas tienen diferentes razones para creer que la solución de Dos Estados está muerta.

Los padres, los maestros, los pedófilos y los caníbales todos dicen que aman a los niños. Pero sus motivos no son los mismos. Esto también es verdad para los aspirantes a enterradores de la solución de los Dos Estados. Ellos incluyen:

Uno: idealistas, que desean que las personas de diferentes naciones vivan juntas en armonía e igualdad en un estado. (Me gustaría que estudien la historia de la Unión Soviética, Yugoslavia, Checoslovaquia, Chipre, Sudán y la situación actual de los franceses en Canadá, los escoceses en Gran Bretaña, los flamencos en Bélgica y los vascos y los catalanes en España).

Dos: los árabes, que realmente creen que esta es un modo pacífico de deshacerse de Israel.

Tres: Los colonos, que quieren convertir la totalidad de la Palestina histórica en su dominio y, si es posible, "limpiar" el país de no-judíos.

Cuatro: los israelíes, que creen que los asentamientos han creado una situación que es "irreversible" (Meron Benvenisti, un ex teniente de alcalde de Jerusalén, acuñó esta frase ya en la década de 1980, cuando había menos de 100 mil pobladores. Le dije entonces que nada es irreversible, excepto la muerte. Las situaciones creadas por los seres humanos pueden ser cambiadas por otros seres humanos).

Cinco: Los anti-sionistas, incluyendo judíos antisionistas, que odian el sionismo indiscriminadamente, con todos sus aspectos buenos y malos, y para quienes la existencia de un estado "judío" es una abominación.

Seis: Los fanáticos musulmanes, que creen que Palestina es tierra musulmana, por lo que ceder cualquier parte de ella a los no musulmanes es un pecado mortal.

Siete: los fanáticos judíos, que creen que todo Eretz-Israel, desde el Nilo hasta el Éufrates, les fue prometido a los judíos por Dios, por lo que ceder una parte del mismo a los no-judíos es un pecado mortal.

Ocho: Los fanáticos cristianos, que creen que la segunda venida de Jesucristo será posible sólo después de la reunión de todos los judíos en este país (sin lugar en él para nadie más).

Me disculpo si he olvidado a alguien.

Algunas de estas personas han inventado algo llamado "solución de un estado". Eso es un oxímoron. Solo existe el “problema de un solo estado”, no hay una solución de un solo estado.

De vez en cuando vale la pena volver a los hechos fundamentales de nuestra vida:

Hay dos pueblos que viven en este país.

Ninguno de los dos va a desaparecer: están aquí para quedarse.

Mientras que los árabes palestinos que viven en el país siguen siendo una minoría, muy pronto constituirán la mayoría.

Ambos pueblos son intensamente nacionalistas.

Ambos tienen diferentes culturas, lenguas, religiones, relatos históricos, estructuras sociales, estándares de vida. En la actualidad, después de unos 130 años de conflicto continuo, hay odio intenso entre ellos.

La posibilidad de que estos dos pueblos puedan vivir en paz bajo un solo estado, sirviendo en el mismo ejército y policía, pagando los mismos impuestos y cumpliendo las mismas leyes promulgadas por un mismo parlamento común, es nula.

La posibilidad de que estos dos pueblos puedan vivir en paz lado a lado en dos estados, cada uno con su propia bandera y su propio gobierno elegido (y su propio equipo de fútbol), sí existe.

Esta coexistencia puede tomar diferentes formas: desde una confederación con la apertura de fronteras y la libre circulación hasta estructuras en evolución, como la de la Unión Europea.

Espero que esto no sea demasiado complicado de entender para Mitt Romney. Pero esto puede ser irrelevante si - como espero fervientemente - no es elegido.

No me gustaría que un ignorante tenga la oportunidad de aprender los asuntos del mundo sobre nuestras espaldas.

Uri Avnery es un escritor israelí y activista por la paz con Gush Shalom. Es colaborador del libro The Politics of Anti-semitism, de CounterPunch.

Traducción para www.sinpermiso.info: Antonio Zighelboim

Sinpermiso electrónico se ofrece semanalmente de forma gratuita. No recibe ningún tipo de subvención pública ni privada, y su existencia sólo es posible gracias al trabajo voluntario de sus colaboradores y a las donaciones altruistas de sus lectores. Si le ha interesado este artículo, considere la posibilidad de contribuir al desarrollo de este proyecto político-cultural realizando una DONACIÓN o haciendo una SUSCRIPCIÓN a la REVISTA SEMESTRAL impresa.

Nenhum comentário:

Postar um comentário