DANCINHA

segunda-feira, 6 de abril de 2009

Militares sin fronteras en Estrasburgo

CALIBRES DA OTAN:

Rafael Poch | 04/04/2009

Para LA VANGUARDIA

El borrador de la nueva doctrina que la OTAN quiere tener lista en 2010, aboga el intervencionismo global, las acciones "preventivas y proactivas", y una libertad sin límites
ESTRASBURGO – Después de los médicos y de los periodistas, nace una nueva ONG de ámbito global, postmoderna y altruista. Son los "militares sin fronteras": la nueva OTAN. ¿La asociaremos al nombre de Barack Obama, Nicolás Sarkozy, Angela Merkel, Zapatero y los demás jefes de estado atrincherados en esta preciosa ciudad, que ha tenido que declarar el estado de excepción para acogerlos?. Habrá que ver.


Obama nombró como Ministro de Energía al premio Nóbel Steven Chu. Fue una sensacional señal de cambio, pero nada de ese género se ha observado en el ámbito de la política exterior y defensa, constata el "Frankfurter Allgemeine Zeitung", principal diario de la derecha alemana. Tanto el Secretario de Defensa heredado de Bush, Robert Gates, como el Consejero de Seguridad Nacional, James Jones, ex jefe de las tropas de la OTAN en Europa entre 2003 y 2006, y la Secretaria de Estado Hillary Clinton, son "halcones en diverso grado" dice, lo que es, "un claro desmentido de gran cambio".

En política exterior, la piedra angular es Oriente Medio. Es ahí donde se localiza el nudo gordiano de un orden peligroso e inviable para el siglo XXI. El meteórico nombramiento y cese de Chas Freeman como Presidente del Consejo de Inteligencia Nacional, un cargo importante que coordina 16 agencias de seguridad, lo dice todo. Ex embajador en China y Arabia Saudí, Vicesecretario de Defensa con Clinton, Freeman era a la política exterior lo que Steven Chu a la energía; un cambio. Muy conocido en Pekin, Freeman era un raro funcionario que decía cosas cargadas de sentido común y que contrastaban con el discurso habitual. Negaba, por ejemplo, que China fuera a ser una "amenaza militar" y, sobre todo, apuntaba que la hostilidad y radicalismo del mundo islámico hacia Occidente tienen algo que ver con asuntos como el problema palestino. Su nombramiento, el 26 de febrero, fue visto como amenaza para Israel y Freeman tuvo que retirarse inmediatamente por presiones del lobby judío, lo que ha sido visto como una prueba de los limites de Obama.

Entonces, ¿cual será el cambio de Obama?. La línea Bush condujo a una innecesaria erosión del poder y el prestigio de EE.UU. Parece que Obama va a restablecer cierta racionalidad. El desarme estratégico con Rusia y el diálogo con todos, son cuestiones de puro sentido común para el poder de Estados Unidos. Con los europeos, que no acaban de ver claro esto de la "Otan global", se aplicará la máxima que el vicepresidente Josef Biden enunció en Munich en febrero: "actuaremos conjuntamente con nuestros socios siempre que podamos, y actuaremos solos cuando debamos hacerlo". Un regreso a Clinton, a un "imperio más racional y menos estúpido", en palabras del Director del programa paz y seguridad del "American Friends Service Committee", Joseph Gerson, presente en Estrasburgo. Parece poco probable que Obama cambie aspectos esenciales del viejo proyecto de estrategia para la OTAN; una Alianza concebida como brazo armado del Norte contra el Sur, usurpadora de la ONU, enfocada a la intervención global y con filosofía "preventiva-proactiva" en lugar de "defensiva-reactiva". ¿Cómo quedará la doctrina OTAN que ésta cumbre quiere tener lista para el 2010?.

De momento, lo que hay es el documento, "Hacia una gran estrategia para un mundo incierto – Renovando la asociación Transatlántica", que fue presentado en enero de 2008 en Nueva York como borrador de doctrina. Sus autores son cinco generales retirados de la OTAN; el holandés Henk van den Breemen, el alemán Klaus Naumann, ex presidente del Comité militar de jefes de defensa de la OTAN, el Comandante de la OTAN con Bill Clinton, John Shalikashvili, el Almirante francés, Jacques Lanxade y el Mariscal de Campo británico Lord Inge.

Los generales apuntan en ese documento la incapacidad de la ONU para operaciones militares complejas y evocan como inconveniente el derecho de veto que tiene el Consejo de Seguridad. Proclaman el derecho de la OTAN a intervenir militarmente en el mundo, bien al margen de la ONU, bien cooperando con ella. La "Nato Response Force", el cuerpo militar intervencionista decidido en la cumbre de Praga de 2002 que se encuentra parcialmente en el limbo a causa del escepticismo europeo, sería el instrumento: el brazo armado de Occidente.

Los generales dicen que, "uno de los problemas más importantes es que las acciones de la OTAN son más reactivas que preventivas". Si en la antigua OTAN se hablaba de "respuesta flexible", ahora se propone una "acción proactiva flexible". Una acción militar "preventiva" o "proactiva" es lo que antes, en derecho internacional, se llamaba una "agresión". Los generales estiman que la legalidad internacional de tal perspectiva, "no está resuelta".

Su documento "imagina" casos en los que debería usarse el arma nuclear. En eso van muy por detrás de toda una serie de ancianos hombres de estado de Europa y de Estados Unidos. En Alemania, gente como Hans Dietrich Genscher, Egon Bahr, Helmuth Schmidt y Richard von Weizsäcker, se pronunciaron en enero conjuntamente por la „abolición" del arma nuclear. En EE.UU, gente como Henry Kissinger, William Perry, Robert McNamara y otros, ex secretarios de Estado y de Defensa, antiguos teóricos de la utilización de la locura nuclear, algunos de ellos con crímenes tremendos en su historial, han defendido la misma posición. Sarkozy y Merkel abogaron por la continuidad del arma nuclear, "aun necesaria", dijeron, en su declaración conjunta de febrero, pero los generales, como la doctrina de defensa del Pentágono, van mucho más allá: sugieren su utilización preventiva incluso en conflictos convencionales. Los "Militares sin fronteras", quieren una libertad ilimitada.

Nenhum comentário:

Postar um comentário