DANCINHA

terça-feira, 6 de janeiro de 2009

Israel bombardea una escuela de la ONU y mata a 12 miembros de una familia en otro ataque


El Ejército mató por error a tres de sus soldados y ascienden a cinco los militares muertos mientras que las víctimas palestinas se acercan a las 600


La Vanguardia

Jerusalén. (Agencias).- Los ataques israelíes en la franja de Gaza no cesan y esta mañana la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNWRA) informó de que tres civiles murieron cuando una granada disparada desde un buque israelí impactó en una de las escuelas de esa organización de ayuda internacional, en el campo de refugiados situado al oeste de la ciudad de Gaza.

En otro ataque aéreo, doce palestinos de la misma familia, aparentemente todos civiles, murieron en la ciudad de Gaza, informaron fuentes del hospital Shifa.

"La escuela elemental Asma, fue alcanzada anoche sobre las 23.30 hora local por fuego israelí directo que provocó la muerte a tres hombres jóvenes", informó una portavoz de la Oficina de Información de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (OCHA) en Jerusalén.

Los fallecidos eran tres civiles varones de la misma familia de 24, 25 y 29 años, explicó la portavoz, que añadió que en la escuela se refugiaban "más de 400 personas que habían huido de la localidad de Beit Lahiya", en el norte de Gaza.

"La escuela de Asma estaba claramente identificada como edificio de Naciones Unidas", precisó la fuente, que señaló que su ubicación exacta, al igual que las de todas las instalaciones de la ONU en Gaza, había sido facilitada con anterioridad al Ejército israelí.

El portavoz de la UNRWA, Christopher Gunnes, calificó el hecho de "una clara violación humanitaria y de la legislación internacional", que prohíbe disparar contra escuelas, hospitales e instalaciones humanitarias. La UNRWA ha protestado ante el Gobierno israelí por el ataque y exigido el inicio inmediato de una investigación imparcial sobre los hechos.

Mientras, fuentes médicas han informado de que varios tanques israelíes han llegado a la principal ciudad del sur de Gaza, Jan Yunis. Los tanques no entraron en las zonas pobladas de Jan Yunis, sino que rodaron por granjas o espacios abiertos, precisaron los testigos.

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, ha vuelto a rechazar una tregua y ha segurado que "Europa tiene que abrir los ojos". "Mirad donde están disparando, ya han alcanzado Gedera", señaló Olmert, en referencia a una localidad situada a cuarenta kilómetros de Gaza donde llegó hoy por primera vez un cohete palestino, que provocó heridas leves a un bebé, según informó la versión digital del diario israelí "Yediot Aharonot".

Bajas por "fuego amigo"

Ayer Israel sufrió la baja de tres soldados, que, como ha confirmado el Ejército, murieron por "fuego amigo". "El proyectil de un tanque israelí disparado por error durante una operación en el norte de la franja de Gaza" dio con el edificio donde se encontraban los soldados, explica la nota.

Además de los tres militares muertos, otros 24 soldados resultaron heridos, uno de ellos muy grave, tres graves y el resto moderados o leves, entre ellos el comandante de la brigada, el coronel Avi Peled.

El suceso tuvo lugar "durante una batalla intensa que soldados de la Brigada Golani emprendieron contra Hamas". Anoche se difundieron informaciones que aseguraban que las bajas habían sido causadas por fuego de las milicias palestinas.

El número de soldados israelíes muertos en la invasión de Gaza se eleva a cinco. Un soldado de la brigada de paracaidistas resultó muerto ayer en combates en el norte de la franja, dijo un portavoz militar, que señaló que "las circunstancias de la muerte no están claras todavía y se considera la posibilidad de que muriese por fuego amigo", al igual que los otros tres soldados fallecidos en las últimas horas.

A estas bajas se suma otro soldado muerto el primer día de la invasión y uno más que falleció por el impacto de un cohete de milicias palestinas que golpeó la base militar de Nahal Oz la pasada semana, antes del inicio de la operación terrestre.

El Comité de la Cruz Roja Internacional ha advertido que la crisis humana en Gaza es "insostenible" para la población, que ya antes de la ofensiva militar israelí sobrevivía en condiciones extremadamente duras tras dieciocho meses de bloqueo.

La cifra de palestinos muertos desde que se inició la invasión asciende al menos a 145, mientras que los muertos desde que comenzó la ofensiva israelí en Gaza, el 28 de diciembre, son entre 580 y 600, según fuentes médicas palestinas, que precisan que los heridos alcanzan los 3.000.

Una veintena de palestinos han muerto a lo largo de la pasada noche, la mayoría de ellos en el centro de la franja, informaba esta mañana la agencia de noticias palestina Maan.

Al menos once palestinos murieron y una veintena fueron heridos por fuego de artillería de barcos de la Marina israelí dirigido contra el campo de refugiados de Deir Al Balah, en la costa de Gaza central, según esta fuente. Otras cinco personas murieron y una docena resultaron heridas en el campo de refugiados de Al Bureij, entre ellos un padre y sus tres hijos, por fuego de la aviación israelí.

Otros tres palestinos murieron en ataques contra el barrio de Az Zaitoun, en el sur de Gaza capital.

La aviación israelí también atacó la sede en el centro de la franja de las Brigadas Al Quds, brazo armado de la Yihad Islámica, y volvió a abrir fuego contra el mercado Al-Yarmouk de la capital. Esta milicia admitió haber perdido dos combatientes.

Hoy prosigue el avance de las tropas israelíes, que desde ayer mantienen cercada Gaza capital. El Ejército llevó a cabo esta mañana un ataque contra Iman Siam, "alto cargo de Hamas y responsable de todo el programa de lanzamiento de cohetes", señaló un portavoz militar. Aunque no pudo precisar si Siam murió en el ataque, aseguró que "la vivienda en que se encontraba fue golpeada con éxito".

Anoche los combates entre los soldados israelíes y los milicianos palestinos se recrudecieron. Testigos informaron sobre tiroteos y ataques con tanques. Según el diario 'Jerusalem Post', el Ejército avanzó por primera vez en los territorios densamente poblados al norte de Gaza. Varias viviendas de palestinos fueron destruidas y combatientes de Hamas lanzaron granadas contra las tropas israelíes.

Fuentes consultadas por el diario israelí 'Haaretz' señalaron que los milicianos de Hamas han preferido ocultarse en zonas densamente pobladas, lo que ha provocado que gran parte de las muertes se registren entre los civiles. Como consecuencia, las continúan los combates en lugares habitados y se suceden casos como los registrados ayer, cuando dos familias palestinas murieron.

Peres reclama el apoyo europeo

Tras reunirse con los principales líderes de la política exterior de la UE, el presidente israelí, Shimon Peres, ha solicitado a los Veintisiete que dejen de jugar a un "doble juego" con Israel y que simpaticen con su causa.

"Ninguno de ustedes se quedaría con los brazos cruzados si estuvieran disparando misiles contra su país", afirmó Peres, que insistió en el derecho a la defensa de su país ante el lanzamiento de misiles por parte de Hamas.

Nenhum comentário:

Postar um comentário